martes, 19 de marzo de 2013

Arco del Triunfo


El domingo pasé por debajo del Arco del Triunfo de Barcelona sola, con mi bici. Horas antes, habían pasado miles y miles de maratonianas y maratonianos en sentido contrario al mío, hacia la meta, corriendo detrás de su sueño.

Fue curiosa la energía. Me sentí realizando el camino inverso de los sueños. Venía de tocarlo con los dedos y volvía atrás buscando el deseo que lo gestó.
Me ví, por unos segundos, corriendo la maratón de mi vida. Una vida a la carrera, que tantas veces no coincide con el sentido en el que se desplaza la mayoría. Pero me sentí inmensa en aquel momento. Todo estaba bien, aún yendo del revés. Fue un instante raro, precioso. Feliz. 



Esto también se cuece por Barna. Son Rebeca, Yolanda y compañía. Hacen cosas emocionantes con trapecios y telas, sus deseos y nuestros  sueños. Poesía aérea. Estrenan este espectáculo el viernes próximo en esa ciudad.  No perdérselo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario