lunes, 8 de abril de 2013

Historias mínimas


Me cuenta un colega un escarceo sexual que le ocurrió hace un tiempo. El flirteo empezó con risas. Terminó con la contrincante aporreando la puerta de su casa de madrugada. Y con él llamando a la Guardia Urbana.
Cuánto me hizo reír.

Elige con quien te acuestas, que luego has de levantarte.

Una de las historias mínimas
de un largo fin de semana en Barcelona.

(pincha en la foto si quieres ver Barna desde lo más alto del Parc Güell)


No hay comentarios:

Publicar un comentario