miércoles, 24 de abril de 2013

Mi casa del sol poniente


En mi casa amanece cada vez que se pone el sol. En mi casa vive la luz, aunque pasan horas en las que reina la oscuridad. 

En mi casa se defiende la alegría como trinchera, como principio, como bandera, como destino, como certeza, como derecho... como Benedetti. La alegría como antídoto antitodo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario