miércoles, 19 de marzo de 2014

Abrir los ojos


No sé si han sido las horas de sueño, una conversación certera en el curro,  el atardecer en bici por los contornos de la ciudad, los colores del cielo que me han ofrecido una postal con la que hacía tiempo no me topaba o la inusual cerveza de las cinco de la tarde bajo el simpático sol de este último día de invierno. 
Mis maneras de celebrar. Mil maneras de celebrar.

No sé qué ha sido lo que me ha empoderado. Quizá ha sido todo esto o puede que haya sido sólo yo. O mis ojos abiertos. No sé qué ha sido pero me siento fuerte, serena, limpia y libre. Brazos abiertos, como los ojos.

Estoy en el camino.
Estamos en el camino.


2 comentarios:

  1. Está claro era TODO, el todo lo solemos obviar y centrarnos en detalles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la tormenta que acaba de caer ahora mismo... Esa también ha contribuido. Qué luz, qué olor, qué buen rollo da mi calle recogiendo semejante agua.
      :)

      Eliminar