domingo, 5 de octubre de 2014

Provisional


En ocasiones, lo provisional nos aterra. Es una verdad básica que necesitamos anclajes seguros para poder caminar con cierta gracia, con una -puede que ficticia- sensación de estabilidad. Sin embargo, hacerse consciente de lo transitorio de los estados es un alivio, un descubrimiento que aligera el peso que a veces le otorgamos a lo que nos sucede. Lo que hoy es losa, mañana puede ser levedad. 

Y así andamos más o menos todos, buceando despistados en el océano del tiempo, buscando ese momento efímero en el que nos creemos definitivos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario