viernes, 7 de noviembre de 2014


Yo tampoco soy tan fuerte, ni tan fluida e inteligente. También lloro. También me he vengado, usándote de alguna manera. Me has herido. Me siento rota. Y también pongo excusas, hermano, para que no te sientas mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario