miércoles, 10 de diciembre de 2014

Pequeña caricia


Acariciaré tus mañanas y rasguñaré tus sábanas
si sabes cómo acogerme.
Te necesito con manos vacías y sin miedo,
valiente o loco
como para compartir cama con otra soledad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario