jueves, 5 de febrero de 2015

Intemporal


A veces siento como si el calendario también me hubiera dado esquinazo, para bien y para mal, como si lo circular del reloj me tuviese atrapada en un compás eterno e imparable que no es cárcel ni liberación. Necesito parar, abandonar mis propios días para ser eterna por un momento. Olvidarlo todo y armarme de ideas nuevas para poder trascender esta época en la que es difícil para mí incluso saber qué es lo importante. 
Y a ti: ¿qué te importa a ti?


4 comentarios:

  1. Nos hemos perseguido en los conciertos eso está claro, ¿hace 20 años de esto? recuerdo el grupo tocando en el Centro Cívico del Perpetuo Socorro y recuerdo que vacié mis bolsillos nada mas acabar el grupo y comprarme el disco que contenía esta canción. ¿Cuánto tiempo duró ayer donde tuvimos nuestra última conversación? ¡y qué importa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos hemos perseguido musicalmente, yo más que tú a mí, eso seguro. En cuanto pille un rato majete escucho tu último programa sobre Grecia. He de confesar que no me suena nadie... Grande Marianillo, siempre descubriéndome cosas!
      Yo creo que esa conversación que tuvimos nunca ha terminado. Esto no se para.
      Un beso y gracias por escribir aquí el comentario número 100! (mucho mejor que los "me gusta" del caralibro :))

      Eliminar
    2. Que ilu ser un nº tan redondo, a por otros cien mas mi querida Enredada

      Eliminar