miércoles, 25 de marzo de 2015

Fuerzas (que se han vuelto a desatar)


En  la ciudad de las siete plagas todo parece conspirar contra la serenidad: la lluvia, el cierzo, las noticias, el tráfico, no encontrarte, el ruido, la precipitación. En la ciudad de las siete plagas, trepo por este pesticida-rayo-de-sol que me regala la tarde. Y canto. Como un batracio.


Quiero tener el valor de volar.


lunes, 23 de marzo de 2015

Una vida sencilla, en Huesca


Una vida sencilla es un largometraje de la realizadora Tao Jie, de Hong Kong, que pude ver el sábado. La realidad es honesta siempre, cuando se cuenta bien. Cuando no se engaña ni se miente ni se dice lo uno por lo otro. Lo difícil de la realidad es que a veces no estamos preparados. Pero el relato cinematográfico, que nos proporciona una distancia de relativa asepsia, puede hablarnos de un drama poniendo el foco en lo mejor de nosotros mismos -que también es real- desde lo cotidiano, sin la estridencia de la mayoría de las producciones que buscan el éxito basado en la cantidad.

Se dice poeta fue mi regalo final, porque ya no podía quedarme a más. Voces de mujeres que hablan de palabras, de lo que para ellas es ser poeta y de por qué escriben, entre otras cosas. Sofía Castañón ha sabido hacer un documento hermoso, lleno –sin duda- de poesía. Lo recomiendo.

Volver a pasear por Huesca es un placer. Es ésta una ciudad curiosa: llueve y apenas encuentro a nadie en las calles; sin embargo, en un sábado aparentemente insulso para empezar la primavera, más de 250 personas esperan para ver una película de la que probablemente casi ninguna haya oído hablar. Una rareza. O la vida sencilla. Eso también es Huesca.

Ayer se clausuraba la XV Muestra de Cine realizado por Mujeres en esta sede. Desde la calidez de mi butaca de espectadora expectante, difuminada en la belleza de un lugar como ese teatro Olimpia -al que echo de menos-, me ha resultado emocionante observar el recorrido de una cita a la que hace unos cuantos años se acercaban cuatro y que a día de hoy convoca y mantiene una calidad y una coherencia envidiables.

Ellas siguen la fiesta en Boltaña, el fin de semana que viene, y ya venían de los Monegros, donde levantaron el telón el pasado viernes 13. Y es que Huesca también es su Colectivo de Mujeres Feministas, mujeres que hacen posible que en este rincón del mundo podamos acceder a lujos asiáticos como esta muestra. Y también son este pueblo-ciudad las personas a las que me agrada seguir encontrando entre el público, gente necesaria que con su inquietud fueron y son capaces de poner en el mapa de la cultura a una ciudad de provincias tan pequeñita como sorprendente. Gracias.





lunes, 16 de marzo de 2015

Ocular


Me siento tantas veces como una observadora, como una lupa o microscopio que no da crédito a lo que ve por difícil, hermoso, único y raro, por injusto, especial o lamentable. A menudo me gustaría poder mirar más de lejos, tomando una distancia que me dejase a salvo del remojón. Pero sé que no soy así, que soy de otra manera. Y que tengo los ojos abiertos, quién sabe si demasiado, y que el mundo se me antoja un lugar tan torcido que quizás por todo eso me cueste a  veces hacer pie. Es otra de esas cosas que no puedo explicar mejor. Nada es bueno ni tampoco malo. Ya sabéis.



                                                                                                   foto: José Luis Somada Broto