martes, 16 de junio de 2015

Silente


Intuyo las palabras como maderas con las que construirse, pero hoy traigo su ausencia. Cobija el silencio como trinchera, defensa contra la voracidad del mundo, de los otros, de mi misma, de la vanidad, al fin, que arrasa con todo.

Tomar la decisión de callar es también un acto de resistencia, de digna rebeldía. Quién sabe si en ese silencio íntimo descansa la esencia de lo que somos, quizá en lo que no se dice se refugie un pedazo de alma. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario